Dec 14, 2006

kraan


Desde un principio quería dedicar la aldea al kraut y al canterbury pero como no me queda mucho tiempo me conformo con un regalo de estos de vez en cuando. Recuerdo cuando nos juntábamos en nuestra fiebre alemana a escuchar a los favoritos, 'psychedelic underground', 'opal', 'ash ra tempel' y el debut de Kraan, que en directo son todavía más infecciosos, son lo que siempre me llevaba. Por muchos que viniernan despúes este es un disco único, imaginativo y libre, con sus ritmos intuitivos y texturas árabes que despiertan en uno, un fuego y energía que te va consumiendo por dentro.

4 comments:

Little Turtle said...

El asunto de las texturas arabes cada vez me interesa mas. Hace poco descubri el Canaxis, no dejes pasar ese disco, las sonoridades orientales son una veta en manos de Czukay, grabado en el estudio de Stockhausen el corta y pega del amigo es celestial, una puerta a mundos ocultos que han desaparecido. Una revelacion.

El disco lo ha reeditado hace un par de meses inside out, sello que supongo tendras entre tus favoritos.

Oscar Casali Fuentes said...

Grandes Kraan!!...la imaginería árabe con esa mirada onírica y psicodélica.

Otros de los favoritos alemanes.

Saludos

adrián said...

hola brian, el Canaxis de Czukay hace años que me lo dejaron, precisamente cuando nos juntábamos jeje, y todavía lo tengo en casa en su edición por Spoon, por el mismo sello tengo la discografía de Can y la verdad me pica la curiosidad con las rediciones de Mute desde que leí a Irmin Schmidt comentando que en ellas recuperaban el sonido original de las grabaciones. volviendo al disco con Rolf Dammers es inmenso, tribal y muy sugerente, hay que reivindicarlo, una puerta a mundos ocultos :), es curioso porque hace cosa de un mes o dos me lo descargé que lo echaba en falta. de inside out sí que tengo cosas y think progressive que no falte.

pd.: verás el siguiente rare earth te va encantar, a ver sí lo publico de una vez. un abrazo

adrián said...

Kraan!!!, que directos óscar quien los hubiera visto, su música va directamente al cerebro y te envenena. en alemania la historia fue muy diferente y mucho más excitante.