Mar 15, 2006

ukigumo

Nubles Flotantes, Mikio Naruse (1955)

Decir Mikio Naruse seguramente no signifique nada. Su cine está marcado por los años de la posguerra, en él retrata un mundo similar al de Ozu, el de los sentimientos, pero generalmente lo hace desde una prespectiva menos familiar, fría y calculadora. Las relaciones se desarollan en suburbios, entre perdedores y vidas arruinadas, personas que intentan dejar atrás la soledad o encuentran motivos para vivir tras una tragedia, con la mujer como eje central de sus historias. Aka nubes flotantes -1955-, es la pareja formada por Hideko Takamine y Masayuki Mori (que era como la musa de Naruse, eso dice filmax) dos importantes del cine japonés, me encanta ella, preciosa en cuando una mujer sube una escalera, mi otra favorita del director.

Yukiko se reencuentra con Tomioka en un Tokio destruido, es la posguerra y juntos se van a un hotel. Él está casado y le confiesa que su esposa está enferma y no sería capaz de abandonarla y así es. No abandona a su esposa sino que a Yukiko también, ella en silencio sigue su pista y da con él, entra en su casa mientras otra mujer sale de su cama, así es ella. La historia se repite y se van un hotel: ¿nos bañamos? mejor con otra mujer- así es él. Los amantes se reencontrarán pero a veces es tarde para arrepentirse... imborrable la melodía de Ichiro Saito (tiiii, tiriririririii). Trágica belleza y sin moralidad o fábula.

Me recuerda a historia del último crisantemo en la representación de los personajes, como siempre en la sociedad de entonces, luz/hombre-oscuridad/mujer, otro punto en común es el inicio de la historia que se desarrolla en 'paseos', y además en el previsible final sí conocemos un poco este cine, algo que también sucede en cuentos de tokio aunque sea otra manera. Nubes dispersas y madre forman con la película que ocupa estas líneas una trilogía sobre la naturaleza, y son la filmografía que filmax ha editado junto con la voz de la montaña y cuando una mujer sube una escalera, del olvidado gran directorjaponés. Un amigo con quien intercambio películas me dice con razón que siempre le dejo películas de bajón, yo digo que prefiero vivir y morir de pena.

2 comments:

Brian said...

Que ganas de ver a Naruse, son de esos directores de los que uno lee bastante, pero pasa el tiempo y no ve ninguna pelicula. Que ganas!!!! Dios. buscare en la library de aqui, por si tienen algo.

adrián said...

Sí vamos a tener mucho en común. Por cierto el vídeo de ubuweb, flipante.

Filmax tiene las 5 editadas a 9 u 8€ cada y alguna en pack de dos: La voz de la montaña y Cuando una mujer sube una escalera (que título!) y así con unos cuantos Shindo, Inagaki...